15 de Julio de 2020

Cómo ha afectado la pandemia al sector de la inmobiliaria industrial

El Coronavirus y el impacto en el sector inmobiliario industrial



Aún sigue habiendo una gran incertidumbre sobre la amplitud de la propagación del virus y su impacto final en la salud pública, el crecimiento económico y los mercados financieros e inmobiliarios.

Con muchas operaciones y transacciones prácticamente paralizadas, el sector inmobiliario está enfocándose a acciones de distribución de gastos operativos, cuidando la caja, velando por el mantenimiento del valor de sus activos y evaluando escenarios futuros para la industria posCOVID-19.

Todos los ojos están puestos en los mercados financieros



La economía es uno de los principales afectados por el coronavirus. El impacto preciso en la economía mundial es desconocido, pero es evidente que está causando trastornos en muchos sectores.
Las acciones se han desplomado en los últimos meses a medida que el virus se extiende a otros países y los inversores luchan por poner precio a las posibles consecuencias económicas y al creciente riesgo de pérdidas.

Los bancos centrales están respondiendo agresivamente. Las probabilidades de que el Comité Federal de Mercado Abierto también voté para reducir la tasa de los fondos federales son cada vez mayores.
Aunque aún es pronto para analizar qué impacto va a causar el virus en el sector inmobiliario industrial, se prevé que las consecuencias se notarán.

¿Por qué no es posible aún medir y analizar en detalle los datos?

El sector inmobiliario comercial no es el mercado de valores. Es un movimiento más lento y los fundamentos de arrendamiento no se mueven salvajemente de un día para otro. Si el virus tiene un impacto sostenido y material en la economía en general, también se alimentará de los impactos en la propiedad.

El brote ha provocado una huida hacia la calidad, impulsando a los inversores hacia los mercados de bonos, donde los tipos más bajos están creando opciones de deuda y refinanciación más atractivas.
Si los brotes pasados son una guía útil, entonces COVID-19 debería contenerse en gran medida para la primera mitad de 2020. La mayoría de ellos prevén un fuerte repunte de los mercados en la segunda mitad del año.