La pandemia de COVID-19 acelera el proceso de digitalización en el sector de la construcción 12 de Noviembre de 2020

La pandemia de COVID-19 acelera el proceso de digitalización en el sector de la construcción

El sector de la construcción aporta tan solo el 6,57% del total de empresas innovadoras y que de cada euro facturado, las empresas innovadoras del sector construcción apenas invierten 0,01 euros en I+D+i. Y eso que el 71,44% de las empresas de este sector han visto cumplidas o superadas las expectativas generadas por sus procesos de innovación. Todo ello lleva a la conclusión que en esta industria aún hay mucho camino por recorrer en materia de innovación en general y de digitalización en particular. Y para andar ese camino, las líneas estratégicas de las empresas deben pasar por la capacitación de las personas, por un cambio de cultura, por apostar por nuevos modelos de negocio, por la adecuación de las normativas y, claramente, por invertir en I+D+i.

A continuación y como directora técnica y del área Internacional de Seopan, María Moreno ponía el acento en el rol de la innovación en el creciente proceso de internacionalización y de diversificación de actividades que están siguiendo las 40 compañías que conforman esta Asociación.

Esta apuesta por la I+D+i es, entre otras razones, la que permite a las empresas de Seopan tener hoy el 76% de su negocio fuera de España (un porcentaje que se eleva incluso hasta el 90% si solo se tiene en cuenta la actividad constructiva) y consolidarse en los primeros puestos de los rankings internacionales del sector. Actualmente, los grandes grupos españoles abarcan entre el 12% y el 15% de toda la actividad constructiva mundial y tan solo son superados en volumen de negocio por las pujantes empresas chinas.

Un liderazgo que, como añadía María Moreno, también es extensible a las concesiones, donde las empresas de Seopan están presentes en las principales infraestructuras (carreteras, aeropuertos, hospitales, agua, residuos…) de 27 países. Actualmente, cuatro de las diez principales concesionarias en todo el mundo son españolas.
En cuanto a los retos que tienen que afrontar las empresas de infraestructuras, la directora técnica de Seopan los agrupaba en cuatro grandes grupos: empresariales (mantener la cifra de negocio y la capacidad productiva, desarrollar proyectos complejos, logística de obra, ubicación de los trabajos…); internacionalización (dimensionar la empresa de forma adecuada, formación del personal, capacidad tecnológica, requisitos de calidad, capacidad financiera…); ejecución de trabajos fuera de España (conocimiento del país de destino, cambio de moneda, gestión de personal expatriado, resoluciones legales…); y adaptación al nuevo contexto socioeconómico, influenciado por acontecimientos como, por ejemplo, el terrorismo, el Brexit, las tensiones entre EE UU - China, las crisis migratorias, el COVID-19, etc. Aunque bien es cierto que de cara al futuro, los grandes retos tendrán su origen en el crecimiento demográfico (sobre todo urbano), en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y en la creciente introducción de la tecnología en la construcción.